Torre de canciones


Maderita – No te equivoques /It ain’t me babe (Bob Dylan)

Maderita – No te equivoques / It ain’t me, babe (Bob Dylan)
Comprar
Maderita podría ser el nombre de algún cantaor o guitarrista flamenco (Tomatito, Manzanita,…), pero no es así. En realidad es un grupo que lo que hace es música de sanación y meditación (o eso dicen en su MySpace), con voces tan bien armonizadas que parecen a veces los Fleet Foxes valencianos (y digo FF y no Beach Boys por eso de exisitir a la vez, no porque crea que los Fleet Foxes han introducido el canto a varias voces en la música pop -aunque a veces lo parezca). Maderita está formado además por nombres ilustres. Un cantautor (Julio Bustamante) y tres ciudadanos más (qué chispa), Xema Fuertes, Jorge Pérez y Caio Bellveser.

La canción que traducen (de forma bastante fiel) y cantan es It ain’t me, babe, aunque la rebautizan “No te equivoques”. La original es mi primera canción favorita de Bob Dylan, de aquellos tiempos en los que no entendía el inglés y solo podía reconocer y por lo tanto cantar la frase del título. Y era una gran suerte que coincidiese con el estribillo. Luego decía/gritaba/cantaba “¡No, no, no!” y me sentía inmensamente feliz.

Ayer escuché esta versión en Radio 3 en un acústico, y he de decir que la versión en directo me gustó mucho más que esta que se incluye en el disco. Pero bueno. Sigue siendo una gran versión.

Anuncios


White Antelope – It ain’t me, babe (Bob Dylan)
noviembre 1, 2009, 5:44 pm
Filed under: bob dylan, fleet foxes, it ain't me babe, robin pecknold, white antelope

Si te has despistado porque no te suena nada eso de White Antelope, y encima no sabes por qué está sobre estas líneas Robin Pecknold de los Fleet Foxes, no te preocupes. No intento jugar a Magritte. White Antelope es el proyecto en solitario del pequeño Robin (porque es un niño de 23 años, lo que no deja de traumatizarme).

Cada vez que los veo a él y a sus secuaces siento una especie de mareo temporal. ¿En qué década se supone que estamos? Estos jovenzuelos parecen sacados de una máquina del tiempo. Y ayuda su música, claro.

Aquí Robin Pecknold, el antílope blanco, rescata a Bob Dylan (como si necesitase ser rescatado) y canta “It ain’t me babe“. La versión no es muy imaginativa, la hace sonar a sí mismo, pero como él mismo ya suena a itaintmebabe, nos metemos en un extraño loop. Aunque a Robin no le peguen los loops.

No sorprende, pero tampoco hiere sensibilidades, que para eso ya está el propio Dylan cada vez que la toca en directo (el link de arriba, por ejemplo). Y la voz de Pecknold es y será siempre maravillosa.